¡Hola de nuevo atletas!

Bueno, bueno, bueno… Ha pasado ya un mes y medio desde mi comienzo en el mundo del Crossfit. Así que os voy a comentar un poco de todo lo que he ido aprendiendo de esta disciplina, cambios que he notado en mí mismo y un poco de todo lo que he sentido practicando este deporte, en mis primeros WODs.

VOCABULARIO

En esta página tenéis una buena guía del lenguaje crossfitero. Yo soy una de esas personas que cuando se apunta a algo le gusta estar bien empapado del argot propio así como bien equipado. Hablando del lenguaje deportivo.. ¡NO OS PREOCUPÉIS! Este mundo está lleno de argot y te puede dar mucho dolor de cabeza intentar tenerlo todo en mente, pregunta, respira y aprende con los WOD de cada día. ¡Las prisas no son buenas! En la foto tenéis algunas de las palabras que te puedes encontrar en el board del box.

EQUIPACIÓN

Como en cualquier deporte, una vez que te apuntas te gustaría equiparte al 100% para empezar. En esta disciplina en concreto, yo te recomiendo tomarte el primer mes con calma para saber qué material es el que te pide tu cuerpo para entrenar. Cada material que uses tiene una función específica, comprar material que no vas a utilizar va a ser tirar dinero… Tenéis un apartado en esta página que os indica “Qué necesitamos llevar a un box”. Leeros bien las recomendaciones, sobre todo en calzado, y escuchad a vuestro cuerpo. En la foto podéis ver el material que me he comprado yo: Las Reebok The Pump Crossfit, unas muñequeras para halterofilia que son ajustables según tipo de ejercicio (a parte tengo una lesión en la muñeca y me van de cine) y unas calleras de goma espuma (probé las del box y no me gustaron, estaba mejor a mano desnuda, pero con estas calleras de goma estoy muy contento).

EVOLUCIÓN

Por un lado, como ya os comenté, estoy haciendo una dieta deportiva de aporte de proteína. No es demasiado estricta y estoy comiendo más que antes, pero mejor. Antes de empezar me hice una primera toma de medidas, peso, etc.. pues bien, después del primer mes de trabajo… ¡PESO MÁS! (De 94,800Kg a 95,600Kg) Esto se debe a: 1) Empecé a mitad de diciembre y pasé entre medias Navidad y 2) He perdido 1Kg de grasa, pero he ganado 1,600Kg de masa muscular. Es una maravillosa noticia porque la masa muscular es la que se va a alimentar de mi grasa sobrante. Paralelamente, he bajado 3cm de cintura y 2cm de cadera (un agujerito más de cinturón). Tampoco tengáis prisa en esto, mejor perder poco a poco y que no hayan “efectos rebote”.

Por otro lado, realizar un WOD es muy divertido, desafiante y duro a la vez. Tienes que dar lo mejor de ti racionando tu energía y previendo cómo vas a hacer cada ejercicio. Estar en un WOD es realmente una meditación, porque tu mente está allí, en ese momento, al 100%. Después de cada uno puedes sentir morir y revivir… Tengo muchos momentos en este mes y medio donde he pensado: “Esto no es para mí… estoy ya muy mayor para estos trotes.. o, ¿¿Qué hago yo aquí??”; Pero la recompensa de estar bien, sentirse sano, ver que en cada clase te sale algo que antes no te salía, verte más capaz… mmmmmhhhh… eso te ayuda a saborear realmente este deporte. Llegas a encontrar un placer en la extenuación, en darlo todo y poder, en llegar, en poner tu nombre en el muro con tu tiempo porque sabes que ese es tu rival, tu tiempo, tu marca. La evolución en el Crossfit es tanto en técnica, como en fuerza; mejora y sé preciso con tu técnica y tu cuerpo te dará más fuerza.

En la foto tenéis ejemplos de lo que se escribe en el Whiteboard o Board para definir el WOD y me tenéis a mí con uno de mis entrenadores, Luís, después de hacer un maravilloso WOD mañanero guiado por él. ¡Benditos palizones!

Primeros WODsLESIONES

Mi estado físico antes de meterme en Crossfit es tal y como podéis ver en la foto de mi página FB. Había tenido dos accidentes fuertes de coche que me han dejado “tocados” la muñeca, espalda dorsal y nervio cubital (codo) y algunas lesiones jugando a rugby (rodilla) y hockey (manos). Después de llevar un mes y medio entrenando me siento mucho más joven y vivo que al inicio y muy tonificado. Normalmente he estado en gimnasios y no he cogido este tono muscular hasta después de tres meses de rutina.

Respecto a posibles lesiones en el Crossfit, como ya os comenté en el primer post, es muy importante, cuando elijas el box, que los entrenadores estén bien informados y preparados para enseñarte. En mi box te hacen un seguimiento constante, a parte de tener que realizar un curso de iniciación, para evitar posibles lesiones derivadas de no hacer correctamente un ejercicio. La única lesión que me he llevado de momento ha sido una contractura subescapular por hacer (como me habían dicho que no se debe) los handstand pushups. Sé gradual, progresivo, no improvises buscando en Youtube como un loco para ver cómo puedes llegar a un ejercicio de forma gradual o superseries, o superWODs… NO, todavía no. Pregunta, respira y aprende.

IMPRESIÓN GENERAL

Me ha sorprendido mucho esta disciplina. Es un deporte donde compites contigo mismo, donde existe muchísimo compañerismo, donde se trabaja duro y donde los resultados son excepcionales. Es una mezcla de volver a las clases de gimnasia del colegio a hacer circuitos, una sala de entrenamiento de atletas y Esparta.

Después de un mes de trabajo te vas a notar en forma (no en tu mejor forma, pero no tendrás dolores posturales y notarás como tu cuerpo te corrige la postura). No esperes ponerte fuerte y hagas tonterías para estar a un nivel que nadie te pide. Lo más importante del Crossfit, para un neófito como yo, es estar bien atento a lo que estás haciendo, notar tus progresos y disfrutar en todo el proceso. El tiempo y la constancia te darán tu recompensa.

Así que anímate a esta cruzada. Vamos a ver en un año qué cosas nos aporta esta disciplina espartana.

¡Un abrazo y a los boxes!

Compartir
Artículo anteriorLos duelos Head2Head ganan popularidad en las carreras de obstáculos
Artículo siguienteHuracan ¿Un videojuego para crossfiteros?
Aarón Belizón
Aarón Belizón es un entusiasta del deporte que ha decidido adentrarse en el mundo del CrossFit y compartir su experiencia con todos aquellos deportistas y curiosos que quieran entrar en esta disciplina deportiva. Aarón es mando intermedio en una empresa de servicios públicos en Palma de Mallorca; ha practicado una amplia gama de deportes, desde el clásico atletismo, deportes de competición, artes marciales, guía de montaña y hasta instructor de yoga. Hoy por hoy, se ha convertido en un hombre casado y con dos hijas que busca un deporte que saque su máximo potencial en el mínimo tiempo para poder aprovechar cada segundo invertido. Puedes seguir a Aarón en su página de FaceBook "Y me dio por el CrossFit".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.