Nike Metcon Black&Gold Mujer

Ves sus fotos en Instagram, escriben artículos en Blogs, las marcas les regalan ropa y les invitan a eventos que sigues a través de sus perfiles de Twitter, incluso a algunos les tienes como amigos en Facebook. Cada vez son más los influencers que han hecho del CrossFit su campo de acción.

Antes de nada quiero decir que yo no me considero influencer, mi capacidad para influir es muy limitada, así como mi número de seguidores. Pero eso no quiere decir que no pueda expresar públicamente mi pasión por este deporte, sus valores y su comunidad a través de mis redes sociales o gracias a amplificadores de calidad como es el caso de OpenBox Magazine.

Hay gente que cree que con abrirse un perfil y escoger los hashtags adecuados es más que suficiente. Y lo que es más triste, cree que esto puede solucionarle la vida. El número de afortunados que hacen de la comunicación personal su único modo de vida es muy muy limitado. La mayoría complementa su actividad en RR.SS. con otros trabajos más mundanos.

Si deseas ser parte de la comunidad crossfittera no hace falta ser influencer. Así como no hace falta un perfil con miles de seguidores para influir en alguien. Somos parte de una comunidad muy dada a la comunicación entre atletas, marcas y profesionales. Y todos se relacionan entre sí. Por ejemplo el community manager de Reebok en España entra al trapo en un montón de conversaciones de la comunidad crossfitera de nuestro país generando una comunicación muy cercana. Lucas Parker si es etiquetado o nombrado en alguna foto en la que aparezca él o sus marcas también tiende a interactuar y eso por no hablar de la comunidad de atletas no profesionales… ¡Esos que pasamos casi tanto tiempo o más en redes que en el box!

Antes de que sigas leyendo os queremos recomendar la sección Outlet de Ropa de Reebok.es donde podrás encontrar productos con ¡Hasta el 50% de descuento!

Perdona por la interrupción, ¡Disfruta de la entrada!

-Publicidad-


 

Pero como decía al principio hay un pequeño grupo de gente a la que seguimos porque su contenido es mejor, más cuidado, más interesante o con un estilo más peculiar o diferente. Esas son algunas de las razones que hacen que sigamos en masa a un perfil particular, pero para llegar a eso no vale con hacerse una foto buena o tener un post de éxito. Esto es como el CrossFit, para mejorar no hay otra que trabajar, y muy duro, día a día.

Lo que vemos en Facebook, Twitter, Instagram o Blogs, es solo un pequeño tanto por ciento del trabajo que hay detrás. Esta gente dedica muchas horas fuera de su horario laboral no solo a entrenar sino a preparar contenido, como comentaba, que nos puede interesar. Además de invertir su tiempo también invierten su dinero: viajes, inscripciones a competiciones, y material como cámaras, equipaciones personalizadas… Además parece que no, pero tener contenido interesante de forma constante implica un gran esfuerzo y una gran preparación y programación.

Todo esto puede resultar en alguna invitación a eventos o algún envío de prendas o material deportivo (no siempre regalado, a veces solo es para testeo y hay que devolverlo) y en muchas menos ocasiones hay una contraprestación económica detrás por parte de marcas.

Atletas e Influencers españoles en la presentación de las Nano7 en Londres. -Foto Reebok-

Así que cada vez que vemos una foto de un influencer, leemos un tuit, investigamos en su blog o hacemos follow en Instagram estamos ayudando a esa persona. Pero claro, no todo es tan bonito. Si te gusta el CrossFit te azotas con la comba, te tropiezas en los box jumps y te abres las manos en las dominadas. Pues con las RR.SS. pasa algo parecido.

Cada vez que publicas algo te expones a los demás, te expones a azotes, tropiezos y heridas. A todos nos gusta un like, fav o follow. Pero también están los que te bloquean, los que te dejan de seguir, los que se sirven de tu tropiezo en un post para hacer toda la sangre posible y los que solo comentan para criticar o insultar amparados en el anonimato que nos proporciona en ocasiones Internet.

Yo soy el primero que está dispuesto a que algunos de mis artículos creen polémica, inciten al debate y a la diversidad de opiniones. Ojalá muchos más de vosotros comentaseis con vuestra visión de este mundo. Así aprenderíamos todos un poco más. La crítica siempre, al menos en mi caso, es bienvenida cuando es constructiva. Desde luego si críticas para destruir o hacer daño puedes volverte por donde has venido pues no malgastaré mucho esfuerzo o aliento en ti. Pero si tu punto de vista es diferente me encantaría no solo escucharte sino incluso aprender y darte la razón si creo que la llevas.

Hace poco un compañero de box abrió su propio blog, una tarea que como decía lleva un gran trabajo detrás, y otros miembros del box hicieron gala de la peor de las actitudes insultando y criticando desde perfiles falsos. En CrossFit dejamos el ego en la puerta, pero además en la vida y en el deporte hay que respetar a los demás y a uno mismo y con esas actitudes solo se demuestra lo contrario. Es deleznable que estas personas vean el CrossFit solo como una opción para ganar músculo y sudar y dejen de lado a la comunidad que es lo que realmente hace grande a este deporte.

Desde aquí mi apoyo a todos aquellos que tratan de ofrecer contenido, que crean marcas de ropa o artículos específicos para nosotros los crossfitteros, que publican sus mejores fotos  o que nos informan de lo último ocurrido en los Games. Ánimo, seguid así, no os paréis, igual que no os paráis cuando os cansáis durante el wod. Si el crono sigue en marcha vosotros también. Si nos caemos nos levantamos haciendo un burpee. Si a uno le “dan cera” ahí estamos los demás para animar y echar una mano en lo que se pueda. Mientras yo tenga un teclado no permitiré que se pierda la esencia de lo mejor de este deporte. Vosotros.

Nos vemos en las redes sociales, y cómo no… ¡en el box!

Foto destacada IKO PB


-Publicidad-

-Advertisement-


Compartir
Artículo anteriorCrossfit visto desde la óptica femenina
Artículo siguiente¿Crossfit para niños? ¿¡Por qué no!?
Diego Plaza (@diegomdx)
Apasionado de la publicidad, los viajes, los Lego, los superhéroes y por supuesto el CrossFit. 3 años en el box y los mismos escribiendo sobre este deporte y estilo de vida que ha cambiado mi forma de ver el mundo. No me importan los PR ni hacer los wod en RX, pero a mi el crono siempre me pillará trabajando y dándolo todo. Escribo desde la experiencia del que practica el CrossFit en todos sus ámbitos con pasión. ¡Nos vemos en el box!

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here