Un programa de formación orientado al entrenador y atletas

La anatomía y fisiología constituyen un lenguaje común que comunica a los entrenadores, profesionales de la salud y atletas. En la profesión de los entrenadores, el acondicionamiento físico saludable y el alto rendimiento son parte de sus objetivos principales. Para conseguirlo de manera eficiente, precisa y segura, es indispensable conocer las estructuras que se someten a cargas de trabajo, responsables de estos cambios físicos funcionales. Esta es la razón principal por la que es necesario estudiar anatomía y fisiología.

 

El estudio de la anatomía comprende mucho más que la simple descripción de las diferentes partes del cuerpo y de sus funciones: es una celebración de nuestra maravillosa existencia física en este mundo.

El médico oficial de los gladiadores, Claudio Galeno, es la figura más relevante de los comienzos de la historia europea de la anatomía. Sin embargo la historia de la anatomía tiene su origen con los antiguos egipcios, quienes tenían amplios conocimientos, que sin duda debían de haber acumulado gracias a la momificación de más de 70 millones de sus muertos. Los antiguos griegos también investigaron el interior del cuerpo y crearon ciertas especulaciones sobre el cuerpo humano, así como sobre sus misteriosas funciones.

Las máquinas biológicas que resultan de la unión de huesos y articulaciones, son las responsables de cada movimiento funcional, las entendemos como palancas. Un clásico ejemplo: correr con los codos separados de la línea media es un sencillo error anatomo-técnico que artefacta el rendimiento. Por otro lado, identificar las estructuras anatómicas involucradas en ejercicios como la arrancada o sentadilla trasera significa estudiar sistemas articulares con principios biomecánicos básicamente similares pero con diferencias anatómicas y funcionales en cada sistema.

figura 2Escribir un listado de las estructuras anatómicas involucradas en una arrancada sería una faena interminable y poco productiva para nuestros fines. Esta manera rigurosamente clásica de estudiar la anatomía es necesaria para el ejercicio médico, pero para la educación con fines deportivos no es totalmente práctica, el entrenador debe estudiar la anatomía no solo con esta perspectiva, sino que encontrará mayor beneficio en su aplicación cotidiana ampliando los conceptos con las nuevas aportaciones desarrolladas en las últimas décadas.

El enfoque de la anatomía desde los conceptos de la fascia, miofascia y su concepción meridional,  (Figura 3) ha sido extensamente estudiada por Thomas Myers y su equipo profesional en los últimos años, desarrollando una visión holística de la anatomía y mejorando con ello nuestro entendimiento de la cinestesia, propiocepción, la orientación espacial y el movimiento. Este enfoque de la anatomía está ya conduciendo la educación en el ámbito del alto rendimiento deportivo hacia las necesidades del siglo 21. El estudio de la anatomía enfocada a las fascias y miofacias meridionales se produce a través de mapas longitudinales similares a trenes de carga que recorren el cuerpo entero y que se vinculan fuertemente a conceptos como: estabilidad, tensión, fijación, resiliencia, y compensación postural.

Figura 3
Figura 3

El estudio de la anatomía por imagen se basa en la utilización de diversos principios físicos para visualizar la estructura interna, la composición y las funciones del organismo vivo. El conocimiento elemental de las técnicas de imagen y de los principios físicos básicos es una manera de eliminar las barreras que separan la comprensión de las lesiones deportivas, y con ello adaptar el entrenamiento hacia una recuperación temprana. En la figura 4 y 5 vemos una luxación de hombro a través del clásico dibujo anatómico y una proyección radiológica, para nuestro proceso de aprendizaje es clave estudiar ambas imágenes, que en el lenguaje anatómico nos muestran la misma lesión, pero que nuestro cerebro integra de manera complementaria y cimenta nuestros conocimientos.

Figura 4
Figura 4

 

Figura 5
Figura 5

A nivel deportivo, la consulta de traumatología es abundante en múltiples problemas relacionados al desgaste articular y óseo, la reducción de espacios interarticulares vertebrales, degeneración de cartílago articular, presencia de osteofitos, y un largo etc. Cuando las lesiones se presentan, el responsable de diagnosticar y tratar estas patologías es un profesional de la salud. El entrenador juega un papel importante en el momento de sospechar lesiones y saber orientar al atleta hacia una consulta oportuna con el profesional indicado. El entrenador a su vez, también forma parte activa del tratamiento y en su pronta recuperación, con la adaptación de los movimientos y cargas adecuadas a las limitaciones producidas por la lesión, y es el principal responsable de crear un entorno de descanso activo y actividad física segura. De esta manera, los conocimientos que el entrenador adquiere sobre principios básicos de lesiones deportivas vinculadas a la anatomía y fisiología, le confieren un voto mayor de confianza de sus atletas, quienes al percibirse seguros no tendrán dudas en fidelizarse o reforzar una fidelización ya establecida.

 

El programa de Anatomía y Fisiología Humana Integrada al Movimiento Funcional implementa un modelo de aprendizaje que contempla 5 formas de aproximarnos a la anatomía aplicada al deporte: 1) El clásico estudio de la anatomía musculoesquelética, 2) Los meridianos miofasciales, 3) Fisiología Humana y Biomecánica, 4) Aspectos básicos de la Traumatología en lesiones frecuentes, y 5) Principios básicos de imágenes diagnósticas. Este programa consiste en dos seminarios de 8 horas (total 16h). Se sugiere que entre el primero y el segundo haya un intérvalo de 1 ó 2 meses. Participar en este programa de formación te brindará bases sólidas para mejorar tu aprendizaje en otras actividades formativas relacionadas con el movimiento, habilidades gimnásticas, halterofilia, y acondicionamiento metabólico imprescindibles en tu formación.

Si estás interesado en que esta formación se imparta en tu BOX o centro deportivo, contacta vía e-mail a jpleiva@icare.es

 

Compartir
Artículo anteriorMuscle up: Desmontando el mito
Artículo siguienteCamino a los Games: Ya conocemos las fechas de la temporada 2016
Juan Pablo Leiva
JP Leiva: M.D., MSc, MFyC. Experto en dolor y control de síntomas. Extensa experiencia docente e investigación a nivel Europeo, en aspectos de salud, dirigido a médicos, comunidad deportiva y bomberos. Apasionado por el CrossFit, emprende el estudio de la Anatomía Humana de manera holística, para enriquecer las habilidades de aprendizaje de los entrenadores y atletas apasionados por el entrenamiento funcional. JP Leiva es además fundador de FIT for CARE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.